Últimas reseñas
Scarlet
★★★★
Cinder
★★★★★
Legend
★★★★
El beso del infierno
★★★★★
Independiente
★★★★
The seven husbands of Evelyn Hugo
★★★★★
Talbot
★★★★
Colette
★★★★★
Retorcida
★★★★★

martes, 17 de julio de 2018

Hablemos de Set it up: El plan imperfecto || Películas.

Soy adicta a las rom-coms, y no me avergüenza en lo absoluto decirlo, ya no. Por eso, vengo a proclamarles mi amor por esta película y a decirles que si aún no la han visto, no sé a qué están esperando.

Set it up: El plan imperfecto, es una de las producciones más recientes de Netflix. Fue estrenada el 15 de junio y yo sabía, desde que vi el tráiler, que me iba a encantar. No estuve equivocada. Un par de semanas después del estreno, estaba sentada en mi cuarto riendo y sonriendo con esta historia y sus personajes. Especialmente porque incluso el cast me encantaba.

Conocemos a Harper (Zoey Deutch) y a Charlie (Glen Powell), quienes son asistentes de Kirsten (Lucy Liu) y Rick (Taye Diggs) respectivamente. Sus jefes los explotan, dependen totalmente de ellos y les hacen la vida de cuadritos con sus exigencias. Ambos mantienen estos trabajos con la esperanza de ascender en sus propias carreras, como si sus jefes fuesen una especie de mentor a quien admiran, pero el trabajo excesivo les quita todo el tiempo que tienen para su vida y se encuentran a sí mismos desperdiciando su juventud sin avanzar ningún paso hacia sus sueños. Necesitan un respiro, y, cuando se conocen y se dan cuenta de que sus situaciones son similares, deciden armar un plan para emparejar a sus jefes, después de todo, un poco de amor puede distraerlos y hacerlos más felices, lo que significa que ellos también lo serán por añadidura. ¡Todos ganan! El plan es perfecto... o algo así.

Durante el transcurso de la película vemos a nuestros dos protagonistas enfrentarse a toda clase de situaciones a consecuencia de mantener a sus jefes unidos. Vemos cómo las cosas van complicándose cada vez más, y somos testigos del desarrollo de su amistad. Al principio peleaban todo el tiempo, y eso me recordaba mucho a The hating game. ¡Oh Dios mío! ¿yo? ¡¿hablando de The hating game otra vez?! *pretends to be shocked*. No, pero ya en serio, en el libro Lucy y Joshua son los asistentes de dos personas importantes, y sus jefes también tienen una especie de rivalidad. Además de que Lucy admira mucho a su jefa. Algo similar ocurre en esta película, aunque la química entre los personajes no es la misma y yo siempre sin importar qué voy a preferir a The hating game, mi amor por él raya lo obsesivo. Pero, eso no quita que esta película me haya encantado. La química entre Zoey y Glen me gusta muchísimo, tengo entendido que en la vida real son amigos y se conocen desde hace algún tiempo así que eso lo explicaría. Me encanta la vibra que transmiten como pareja y adoré el desarrollo de su relación. También me hicieron reír muchas veces. Los amo, okay? bye.

Los personajes son encantadores, adorables y un poco torpes, la fórmula perfecta para hacerlos cercanos y entrañables. ¿Es predecible? Lo es, pero a fin de cuentas, todas las comedias románticas lo son, y como fan obsesa de ellas les digo que uno no las ve para encontrarse un plot twist impresionante que te vuele la cabeza, uno las ve por el simple placer de ver a dos personas enamorándose de una forma bonita y hasta divertida, por muy cursi que suene. Digan lo que quieran, pero a mí esta clase de películas me relajan mucho, y luego de semanas de estrés, sentarse un sábado por la tarde noche a ver una es el equivalente a la felicidad. Al menos para mí. Sí ya sé, soy la persona más aburrida del mundo, me lo han dicho antes xD

Esta es una película que definitivamente volvería a ver una y mil veces más, pocas logran eso conmigo. Si Netflix planea producir más de estas películas no me verán quejarme en lo absoluto.

En conclusión, Set it up es una de mis romcoms favoritas de todos los tiempos y todo el mundo... bueno, no todo el mundo, más bien todos los fanáticos de las comedias románticas, deberían verla al menos una vez en su vida. No los decepcionará.

Mi parte favorita de la historia... más bien, mi razonamiento favorito:
Cuando era niña, mi abuela solía decir: “Quieres por una razón, y amas a pesar de. Quieres a alguien por todas sus cualidades, y lo amas a pesar de algunas cualidades"



2 comentarios: